El dormir bien y el auto cuidado son tan vitales como el comer bien y ejercitarse

Spread the love

Creo que cuando pensamos que ya es hora de hacer algo para bajar de peso, una de las cosas que nos viene primero a la mente es el hacer una dieta y vamos prestas a buscar esa dieta que nos hará bajar de peso como por arte de magia.

Otros pensarán que iniciar con una actividad física ayudará mejor, así que el inscribirse a un gimnasio suena muy bien.

La cuestión es que, cuando no se está alineado el por qué, el para qué junto a un cómo, poco a poco vamos perdiendo interés, energía, foco a esa “buena intención” para bajar de peso.

Pensamos que con solo hacer dieta será suficiente o con solo hacer ejercicio alcanza. Otros harán una combinación de ambos pero, nuevamente llegamos a un punto donde la fuerza de voluntad nos abandona.

Todo esto se debe a que no vemos en conjunto lo que implica el bajar de peso, de hecho, el bajar de peso puede ser un catalizador, el fin en sí deberá ser algo mucho más grande y mucho más fuerte.

Y para cerrar el cuadro, no solo de dieta y de ejercicio vive el hombre… somos un organismo mucho más complejo que requiere de otros elementos adicionales como el dormir bien y el auto cuidado integral.

Un tema sumamente importante es el descanso que es muy importante para la salud, tanto física como mental.

Por ejemplo, recuerdo vívidamente cuando nació mi primer bebé y lo primero que me dijo una “amable amiga” fue “… hay que buscar recuperar tu figura”.

Creo que su intención era buena, solo que yo aún estaba extasiada porque acababa de dar a luz a un humano hermoso después de un embarazo donde las nuevas sensaciones y los cambios propios del embarazo invaden todo tu cuerpo.

Después de unos días lo único que pides, antes de ir a un gimnasio para bajar de peso y recuperar tu figura es que alguien te ayude con tu bebé mientras tomas una larga siesta primero.

Aquí mi primera reacción “natural” era descansar, mi cuerpo me lo pedía a gritos, mucho antes de ir al gimnasio.

Tiempo después ya más repuesta y una vez acoplados ambos, mi bebé y yo vino la terapia de recuperación.

Es importante darse tiempo para una misma ante las grandes demandas de un nuevo ser. El darse ese tiempo para relajarse, despejarse y hacer algo especial por tu cuerpo y salud mental, hace que las emociones se balanceen ya que todo está a flor de piel.

Aquí la clave de todo esto es que no solo es hacer ejercicio o hacer dieta, es el implementar todo un plan de tratamiento que sea mucho más amplio donde se incluyan elementos como el dormir, comer, ducharse, meditar, hacer ejercicio suave y no ir al gimnasio o trabajar cuando no me apetece.

Todo esto es crucial para el bienestar de una recién mamá.

Y vaya, esto no solo aplica a las recientes mamás, la salud consiste en poner tu bienestar primero, tanto mental como física.

La idea es no solo implementar una dieta para bajar de peso sin conseguir una armonía en el descanso, o en una sesión de relajación.

La idea es entrar en una total armonía para que, ante un cambio en los hábitos alimenticios o en el hacer una actividad física se realice para darle un mayor significado y encontrar el equilibrio para llegar plenamente a un estado de bienestar.

Muchas veces solemos vernos al espejo o alarmarnos por lo que dicen las balanzas ya que nuestra figura ha sufrido cambios ya sea por un reciente embarazo o nuestros malos hábitos.

Lo ideal en todo esto es el apoyarse de todo un programa integral para que tu objetivo en sí sea el bienestar total.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *