Superar el miedo, el primer paso para encontrar trabajo

Spread the love

Después de salir de la universidad, sabes que es hora de enfrentarte al mundo laboral, un mundo desconocido y que a muchos puede provocarles terror. No será como en la escuela, que tienes distintas oportunidades para pasar. Ser despedido ya es una opción muy real. Por eso muchos jóvenes sucumben ante el temor de enfrentarse a los desconocido, sobre todo aquellos que no tuvieron la oportunidad, o no quisieron, comenzar a trabajar mientras estudiaban.

Esto es muy real y gran parte de los recién egresados no lo quieren aceptar. El miedo se oculta en los pretextos como ‘no hay empleos’, ‘me hace falta experiencia’, ‘ya estoy mandando currículums pero no me hablan’, entre muchos otros más. Cuando la verdad es que el pánico se apoderó de ti y permanecerán unidos hasta que tú decidas hacerlo a un lado.

Te pondré un ejemplo. Cuando salí de la universidad sólo tenía la experiencia de mi servicio social, lugar donde no quería quedarme a laborar, tenía otros sueños, entrar a una empresa más grande. Por eso decidí comenzar a buscar, algo que sucedió seis meses después; es decir, estuve medio año mintiendo sobre no encontrar empleo, cuando lo único que hacía era estar jugando videojuegos, viendo series y comiendo. Le mentía a mis padres diciéndoles que estaba esforzándome, pero la realidad es que no ponía mi mejor empeño, dejaba que el tiempo pasara hasta que un día mi madre me acorraló, me llevó a desayunar y me sacó la verdad. Le confesé que me daba pavor ir a una entrevista de trabajo, que no sabía qué decir, cómo vestirme, etc. Así que ella me puso en contacto con amigas que tenían experiencia en reclutamiento de personal y me dieron algunos consejos, los que me llenaron de valor.

No tardé ni un mes en conseguir una cita para entrevista. Estaba muy nervioso, pues era la empresa en la que quería estar desde que estaba cursando mis estudios y no quería arruinarlo. Conforme avanzó la plática con una chica que fue extremadamente amable, lo que me hizo sentir más cómodo, me fui desenvolviendo poco a poco. Una semana después me confirmaron que el puesto era mío, que iniciaría como becario.

Este es un tema que a muchos les cuesta trabajo enfrentar, pues quieren que su primer empleo sea bien pagado, detestan iniciar como asistente de personal o becario, pero no siempre puede ser así. A veces debes anteponer lo que deseas, las ganas de estar en cierto lugar al dinero, éste irá mejorando conforme avanza el tiempo. Si esto no ocurre, puedes salirte pero ya habrás ganado experiencia. Sólo recuerda no precipitarte, los ascensos toman su tiempo.

Así que si te identificas con esta situación o conocer a alguien que creas la está padeciendo, lo único que necesita es un empujoncito para salir de esa oscuridad que quizá no quiere ver, que oculta detrás de pretextos sin fundamentos. Anímate o anímalo a salir a pelear por sus sueños, uno nunca sabe dónde encontrará el éxito. Recuerda que el que no arriesga en esta vida, no logrará sobresalir del resto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *