Tres canciones viejitas que me llegan al corazón

Spread the love

Siempre he dicho que soy un joven con alma de viejo, pues a mis 26 años disfruto de canciones, películas y tengo actitudes que quizá no van con mi edad. Soy chapado a la antigua y no es algo que me moleste, aunque a veces siento que estoy viviendo fuera de mi época. En la semana estuve imprimiendo algunas cosas en mi impresora HP y abrí Spotify, donde encontré una playlist llamada ‘Música del recuerdo’, donde estaban tres de mis canciones preferidas de hace muchos años, aquellas con las que se enamoraron mis padres y que a mí me provocan demasiadas emociones. Por eso hoy quiero platicarles de tres melodías que me provocan emociones en el corazón y alma.

La primera de ellas es El último beso. A mí me gusta con Alberto Vázquez, aunque sé que la interpreta Polo en español y Pearl Jam en inglés, pero la historia que narra me mueve, la cual acompañada con la música es exquisita. La historia trata de una pareja que realiza un viaje y en el camino sufren un accidente debido a un descuido del conductor, quien es el hombre. Ambos sufren con el incidente, pero quien se lleva la peor parte es la mujer, que lamentablemente pierde la vida. “¿Por qué se fue y por qué murió, por qué el señor me la quito”, dice el estribillo de la canción, una frase que nos da a entender lo que puede estar sintiendo el hombre, quien debe sentirse sumamente culpable y busca una respuesta con Dios.

Ahora toca el turno de la parte más triste, cuando el hombre busca a su mujer y la encuentra en sus últimos segundos de vida. Ella le dice que tiene miedo y él trata de calmarla, pero aprovecha para darle su último beso y promete ser bueno para poderse reencontrar en el más allá.

La siguiente rola de la que les quiero comentar es ‘El Pecador’, también de Alberto Vázquez, que podrán irse dando cuenta, es mi intérprete favorito de aquellos tiempos. En esta canción un hombre reconoce sus errores con la persona que aman y que recurre a Dios para que tome la decisión de que si no es lo suficientemente bueno, aleje a esa persona para que no sufra. Imagínense ustedes tener que decidir si deben terminar con una relación, pero aún más difícil hacerlo sabiendo que nosotros somos los que tienen la culpa.

La tercera rola de la que quiero comentarles es una de King Clave, se llama ‘Mi corazón lloró’. Es muy diferente a las melodías actuales, pues es una mezcla entre ser cantada y hablada, pues es una conversación telefónica entre un padre y su hijo, pero la parte interesante es que el hijo se quedó con la mamá y no conoce quién es su sacrosanto padre, quien reconoce que su corazón está roto por no estar cerca del pequeño; sin embargo, acepta que no puede acercarse, ya que algún error con la pareja lo llevó a quedarse solo. Algo muy difícil para los padres, el tener que estar lejos de sus hijos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *