Tu marca y el mejor color que la define

Spread the love

Estas últimas décadas, el uso de Internet se ha tornado más intenso e importante para muchos sectores del comercio y la industria.

Hoy es muy sencillo pensar y tener acceso a una o varias oficinas virtuales, en donde todo tu negocio se encuentra en la nube, o bien, puedes pensar en un híbrido en donde tu negocio físico lo muestras también por Internet para una mayor exposición.

Sea como sea tu negocio, existen muchos aspectos a tener en cuenta y curiosamente uno de ellos tiene que ver con tu marca y el mejor color que defina tu negocio.

Veamos a continuación 4 lecciones para comprender este importante aspecto:

Lección 1: el color hace que una marca sea reconocible

Los estudios han demostrado que nuestros cerebros prefieren marcas inmediatamente reconocibles, una marca robusta que provoca una actividad fuerte dentro de nuestros cerebros. La elección del color es una de las decisiones más importantes para establecer una identidad de marca en su nivel más básico.

Si bien no existe una opción de color “correcta” para ningún tipo particular de identidad de marca, lo importante es medir las respuestas de los consumidores a la idoneidad del color.

¿Los colores utilizados para representar una marca encajan bien con lo que se vende? La idoneidad percibida del uso del color puede aportar valor inherente e inmediato a una marca.

Hay muchos recursos y teorías de las cuales escoger cuando se trata de decidir qué colores son apropiados para tu marca, pero cuando se trata de impulsar tu marca, nadie como tu para conocer mejor a tus consumidores.

Solo tu puedes decidir qué colores percibirán tus consumidores como apropiados para tu marca.

Lección 2: La vibración y el contraste dictan la respuesta del espectador

El tono y la vitalidad de los colores pueden dictar la forma en que un espectador se relaciona con tu marca y responde a ella. Los colores brillantes y vibrantes son más enérgicos y estimulantes.

Son más propensos a evocar respuestas y reacciones fuertes de los espectadores. Por otro lado, tonos más suaves, más oscuros y más neutrales tienden a relajar al espectador.

Estos tonos menos vibrantes le permiten al usuario procesar más información y son ideal para productos y sitios web con gran cantidad de información.

Los colores de alto contraste son más propensos a captar la atención del consumidor. Es por eso que la señalización de “VENTA” a menudo adopta esa fuente blanca reconocible al instante sobre un fondo rojo brillante.

Las combinaciones y patrones de colores de alto contraste pueden ser muy efectivos para alentar la acción del consumidor. Por ejemplo, se ha demostrado que usar un color de acento (como el rojo) para las llamadas a la acción es más exitoso para impulsar las conversiones de sitios web.

Lección 3: Hombres y mujeres prefieren colores diferentes

En términos generales, ciertos colores tienden a ser más populares con los géneros específicos. Si se dirige a un público exclusivamente masculino o femenino, es útil comprender las diferentes tendencias de preferencia de color entre hombres y mujeres.

El azul es el color más popular entre ambos sexos, pero particularmente para los hombres. Las mujeres prefieren los tonos púrpura, rojo y verde, mientras que los hombres prefieren el negro y el verde.

Los colores menos populares entre los hombres son marrón, amarillo y blanco, mientras que los colores menos populares entre las mujeres son grises, blancos, amarillos y marrones.

Lección 4: hay poder para reconocer las tendencias de color establecidas

Si bien los colores en sus muchos tonos y matices pueden comunicar una gran cantidad de mensajes, existen algunas tendencias establecidas en el uso del color entre las principales marcas.

El conocimiento de estas tendencias puede darle a tu marca el poder de comunicar un mensaje claro conformándose a los mensajes de color establecidos o destacarse y hacer una declaración contrariando las tendencias.

Algunos ejemplos de tendencias de color reconocibles al instante en la marca occidental incluyen:

  • Azul: el azul se asocia comúnmente con la confianza y la lealtad. Piensa en banca en línea o PayPal.
  • Negro: marcas de lujo como Hotel Chocolat, Burberry y Rolls-Royce (por nombrar algunas) usan el negro con éxito para comunicar la sofisticación y la clase intemporal.
  • Blanco: el blanco le da claridad, espacio y simplicidad a una marca. Tal vez es por eso que tantas compañías tecnológicas usan el blanco tan fuertemente dentro de su identidad de marca. Apple es el ejemplo más famoso de esto.
  • Verde: por sus asociaciones obvias con la naturaleza, el verde a menudo se usa para comunicar preocupaciones ambientales. Como tal, las empresas que desean resaltar su responsabilidad ambiental a menudo incorporan el verde en sus marcas. La OVO Energy del Reino Unido hace esto al extremo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *